27 nov. 2008

The Abbey


Alcachofa Soft, la desarrolladora española conocida por la serie de juegos de Mortadelo y Filemón, nos trae una obra cocida durante años y niña de los ojos de Emilio de Paz, director del proyecto. En The Abbey (2008) conoceremos a Fray Leonardo de Toledo, que junto a su novicio Bruno visitan una lejana abadía donde deben investigar la extraña muerte de uno de los monjes, así como unos sucesos paranormales ocurridos en la biblioteca. No hay que confundirse, pues ni el tono de la aventura ni las tramas secundarias tienen nada que ver con El nombre de la rosa, la célebre novela de Umberto Eco. The Abbey mezcla en un extraño potaje un argumento detectivesco bien hilvanado, con unos diálogos salpicados de ironía y humor, y unos personajes que van del cliché al absurdo. Para fomentar la comicidad se hace que el joven Bruno sea completamente idiota, y así pueda ser pasto de los ácidos comentarios de su mentor, que demuestra ser un buen detective pero un pésimo maestro, llegando incluso a soltarle un sopapo a su discípulo (momento histórico, una aventura gráfica en la que un adulto maltrata a un niño). Este punto de partida delirante afecta al tono de la aventura, que no termina de decantarse entre lo serio (la investigación) y lo supuestamente humorístico (la relación maestro-discípulo).


Los gráficos cartoon tampoco ayudan a definir el tono de la aventura: los personajes están diseñados de modo humorístico, exagerando los gestos y el carácter (con extraños resultados, Fray Leonardo tiene un semblante más irascible que astuto); los escenarios tienen un nivel desigual, algunos están bellamente dibujados e iluminados, otros son bastante toscos; lo peor es que casi todos los escenarios están vacíos de puntos interactivos ni descripciones, y carecen de detalles que den vida y carácter a la abadía. Por ahí se pierde gran parte de la magia y da un tono desangelado a la aventura. El intento por dotarle de un aspecto cinematográfico (incluso Emilio De Paz se erige en director) se resiente de unos planos generales demasiado funcionales, combinados con unos planos medios y travellings bastante desastrosos. El doblaje al español es muy bueno, aunque la voz de Bruno parece propia de una mala serie de dibujos animados, y el doblador de Bruce Willis para Fray Leonardo no consigue darle el tono inteligente que se le presupone. Además parece extraño que De Paz haya dirigido el doblaje y sin embargo las voces de Fray Leonardo suenen igual en los momentos tranquilos que en los momentos finales de gran peligro y estrés.

En lo que a jugabilidad respecta, la mayor parte del juego lo pasaremos haciendo largos interrogatorios (la tecla derecha del ratón para saltar diálogos se convierte en una buena amiga). Un detalle agradable es que a veces podemos elegir la respuesta, aunque no parece que eso afecte al resultado. Otra gran parte del juego iremos de acá para allá, aunque contamos con un mapa. Y una parte más pequeña estaremos usando el molesto inventario, que cae desde arriba cuando acercamos el cursor, y que además no permite probar el mismo objeto con distintos lugares interactivos, y te obliga a volver al inventario a por el objeto. Un punto negro es que algún objeto será muy difícil de encontrar, por estar en un lugar recóndito o porque los hotspots están muy cerca uno de otro. Esta mala costumbre ya la hemos visto en otras aventuras españolas... Por lo demás, los enigmas son de corte clásico, la mayoría fáciles y entretenidos, aunque con un cierto regusto a déja vu.

En resumen, una aventura muy discreta que se deja jugar gracias a una buena trama detectivesca y a unos pocos enigmas bien pensados. Por desgracia, los errores de diseño y sobre todo la indefinición para encontrar un tono convincente, la hacen hundirse en la mediocridad y ser un juego fácilmente olvidable.

MINIFICHA:
Perspectiva : 3ª persona
Acciones : recoger, usar objetos en inventario; tener conversaciones (diálogos en árbol); caza-píxel.
Duración : corta.
Dificultad : baja.
Idioma: español con subtítulos.


VALORACIÓN: no hay más cera que la que arde.

WEB OFICIAL:aquí

SAVEGAMES:aquí

11 comentarios:

arrakis dijo...

Duro comentario

Mirir dijo...

En el KQ3 no solo se maltrataba a un niño sino que se le mantenía en condiciones de esclavitud y se le mataba, claro que eran otros tiempos en los que aún no reinaba la dictadura de lo políticamente correcto :P

La relación maestro-discípulo tal y como la describes me ha recordado a la de The Gene Machine ¿Sigue esa linea de hilaridad o no se le acerca ni de lejos?

Un Saludo

el lobo dijo...

NO, Mirir, ni de lejos. Aquí es más chusquero, y para mí con muy poca gracia. En The Gene Machine la relación entre el pomposo amo y su torpe criado era hilarante. Por otro lado, pegar a un niño no me parece políticamente incorrecto, solo INCORRECTO.

Mirir dijo...

Sí, pegar a un niño es incorrecto, como también lo es el asesinato, la extorsión o el secuestro que sin embargo no hacen poner el grito en el cielo por eso de no ser tan "políticamente incorrectos" ;)

Un Saludo

el lobo dijo...

Claro, Mirir. Pero no creo haber puesto ningún grito en el cielo, tan sólo constatar algo que me pareció cuando menos extraño de ver. Considero que ver a un supuesto maestro pegando a su discípulo es una salida de tono, difícilmente defendible ni siquiera en el contexto del juego. Leonardo pega a Bruno y tiene sus razones (para mí injustas) y no sólo no se arrepiente de ello sino que el propio Bruno parece aceptar el sopapo por "tenerlo merecido". Ese tipo de mensaje es el que me molesta, no la acción en sí.

Saludos

kurt dijo...

Desde luego el comentario de la valoración es duro.

Vamos que va a pasar por delante de nuestras narices sin pena ni gloria.

Lo que me preocupa de las voces dobladas, es que he leido otro análisis de "Overclocked", y hacen mención a lo que tú dices. El tono de la voz de los protagonistas no muestran el estado de sus emociones.

Mal panorama veo a las aventuas dobladas.

¿Existe alguna que realmente esté bien doblada, o a gusto de todos?

Mirir dijo...

Lo del grito en el cielo no lo decía pensando en ti, pensaba en dobles raseros que antaño llevaron a situaciones ridículas en algún que otro juego ;)

Buen doblaje para mi es por ejemplo el Toonstruck, pusieron a actores profesionales especializados en dibujos animados (gran parte de la plantilla de los Simpson) a doblar un juego con dibujos animados; aunque escuchar la voz de Burns en boca del benévolo rey Hugo choca un poco xD

PablitXu dijo...

¡Hola!

Ufff, un comentario un poco duro, el juego no es una obra maestra pero me parece bastante entretenido y digno de jugar. Quizá me pierda un poco mi pasión por la novela en la que está inspirado, pero creo que no es tan malo.

Por cierto, el blog, estupendo, tienes un nuevo seguidor ;)

Un saludo.

Anónimo dijo...

perdona la pregunta...pero como se utilizan los saves?

Anónimo dijo...

Instalado,comenzado a jugar y desinstalado por aburrimiento.Totalmente de acuerdo con el análisis.

elcesan dijo...

No me gustó nada, empecé a jugar y lo desinstalé rápidamente. No me gustaron los gráficos, las animaciones, el fastidioso inventario, la poca gracia de los personajes, lo insulso de los acertijos... y los gráficos realmente lamentables cuando los ves en movimiento. Totalmente olvidable, si es que llegas a terminarlo.