18 sept. 2009

Roma.El testamento del César

Roma: El testamento del César (2000) es una de esas aventuras que pasó absolutamente desapercibida, aunque está doblada al español y trata un tema bastante interesante: Hércules Prasinius, un decurión con reminiscencias de su homónimo Poirot, intenta demostrar la inocencia de su amada, que está en prisión acusada de envenenamiento. De paso se verá envuelto en las intrigas que se traen entre manos Octavio, Marco Antonio y Bruto, que buscan el desaparecido testamento de César con la esperanza de haber sido nombrados herederos. Hércules tendrá que demostrar habilidad en el interrogatorio con personajes de la alta sociedad y del pueblo llano, al que deberá rendir cuentas al final de la aventura.

A pesar de este atractivo punto de partida, lo cierto es que esta aventura es casi una desconocida en el mundo aventurero. Y no es extraño, pues RTC salió al mercado con un bug funesto que impedía acabar el juego justo al final, cuando llegaba la hora de demostrar que habías sido un perspicaz detective. Este bug fue solucionado en la versión inglesa y francesa del juego, pero no en la española. Hasta hoy, pues me he tomado la molestia de traducir los trozos necesarios del archivo inglés para que pueda funcionar en la versión española.

Los gráficos de RTC permiten el movimiento guiado con el ratón en un entorno 3D. Da gusto pasear por los jardines, templos y edificios romanos, bellamente decorados y llenos de detalles, no sólo en los elementos arquitectónicos, sino también en los muebles, vestimentas y accesorios. Por desgracia los gráficos se convierten en otro talón de aquiles del juego, pues la renderización produce muchos problemas en forma de cuelgues y saltos al escritorio, tan a menudo que avanzar se hace difícil e irritante.

Entonces te preguntarás, ¿por qué perder el tiempo? No hay una buena respuesta, pero lo cierto es que RTC está muy bien escrita, tiene una trama interesante con vasos comunicantes, una buena ambientación y una jugabilidad más que curiosa: se trata de recabar la información necesaria para al final poder dar cuentas al pueblo de Roma sobre nuestras pesquisas. Para ello podremos elegir el tono con el que hablar a los demás, y a menudo eso producirá efectos insospechados. Es divertido saber que los diálogos tienen variables, y que tu tono al hablar, como en la vida misma, puede cambiar el desarrollo de los acontecimientos. Por lo demás hay que recoger y usar unos pocos objetos, y resolver tres puzzles relacionados con el mundo romano.

El juego se divide en tres actos, y para pasar de uno a otro necesitaremos cierta información sin la cual no podremos avanzar. Durante cada acto nos moveremos por diversos escenarios preguntando, espiando o buscando nuevos elementos, pero si no tenemos la información justa no podremos asistir al final del acto. Este es otro punto negro, pues provoca que no pocos jugadores lleguen al punto culminante del acto y no puedan verlo terminar por faltarles una pieza de información que ni siquiera tenemos conciencia de necesitar. A pesar de ello, a menudo la información se puede conseguir por diferentes caminos y si eres un jugador atento será raro que se te escape algún detalle. Si aún así te atascas, no tienes más que usar mis savegames y seguir adelante.

En definitiva, RTC ofrece una experiencia única para bien y para mal. Si eres un jugador paciente y amante de los desafíos, si te gustan las novelas de Poirot y Holmes, si te chifla el mundo romano, entonces aquí tienes una buena oportunidad de perder el tiempo. Lo bueno es que ahora todo es mucho más llevadero gracias al archivo traducido y a las partidas guardadas.

MINIFICHA:
Perspectiva : 3ª persona
Acciones : recoger y usar objetos; tener conversaciones (diálogos con opciones); puzzles de diálogo; puzzles; tiempo límite.
Duración : media-larga.
Dificultad : media.
Idioma: voces y textos en español.


VALORACIÓN: perfecta para aventureros masoquistas.

SAVEGAMES (INCLUYE EL ARCHIVO TRADUCIDO PARA PODER JUGAR EL FINAL + SOLUCION): aquí

SÓLO LA SOLUCIÓN / GUÍA: aquí

1 comentario:

DeM dijo...

Me alegr que solucionas el bug, hace años lo intenté por cabezonería con la versión francesa pero las partidas grabadas no eran compatibles con la versión española. La verdad es que lo poco que vi del juego no me entusiasmó, no te voy a engañar.