4 dic. 2013

The Walking Dead T1

Primero fue el comic de Robert Kirkman, después la serie de TV, finalmente Telltale Games creó el videojuego The Walking Dead (2012) con gran acogida de público y crítica. El éxito no sólo se basa en apoyarse en una famosa franquicia. TWD posee la calidad necesaria para no defraudar tanto a los amantes de las historias de zombies como a los que no lo son tanto.
Lo primero que destaca en TWD es su esmerado apartado gráfico. Los personajes están perfectamente diseñados en un estilo cercano al cómic, sus fluidos movimientos se integran a la perfección en los escenarios, y el nivel de expresión facial de gran calidad hace que los sentimientos de los personajes traspasen la pequeña pantalla. A todo esto se une que el juego está filmado con gran pericia: los ángulos y movimientos de cámara acentúan el cariz de cada situación, y el ritmo cinematográfico es el adecuado para el tono de la historia. Un tono a veces terrorífico, pero también melancólico, deprimente, triste o esperanzado. Este es el segundo punto fuerte en TWD. La historia presenta personajes bien perfilados, diálogos pertinentes, vueltas de tuerca y momentos de horror como toda historia de zombies merece.
La jugabilidad es el aspecto más controvertido de TWD. Hay elementos de aventura, como la exploración del entorno en busca de hotspots, el uso de objetos y sobre todo la importancia de los diálogos. También hay elementos de acción, como el uso de los reflejos, el tecleo de ciertas teclas repetidamente, y el uso de la violencia. Todos esos elementos están bien mezclados y siempre al servicio del desarrollo cinematográfico del juego. No hay puzzles ni momentos donde podamos atascarnos. 
El verdadero núcleo de la jugabilidad de TWD es la toma de decisiones que afectan al devenir de los personajes e incluso al desarrollo de la trama. A veces debemos elegir el tono cuando hablamos, teniendo en cuenta que nuestras palabras gustarán a unos pero quizá a otros no. Otras veces deberemos tomar partido por alguien o mantenernos neutrales. Otras decisiones serán más graves y exigirán gran determinación. Podremos actuar según la lógica del juego o según nuestra propia lógica. Las diferentes decisiones posibles permiten a TWD una cierta rejugabilidad si se quiere conocer las diferentes vertientes de la trama, por pequeñas que sean a veces. Sin duda lo más interesante es que nos enfrentaremos a dilemas morales que pondrán en cuestión nuestro carácter. Nuestras palabras y actos siempre tendrán consecuencias, más aún en un mundo en descomposición donde la gente lucha por su supervivencia. Y cada vez que actuemos descubriremos la gran lección: es imposible satisfacer siempre a todo el mundo.
TWD y cuenta la historia de un grupo de seres humanos que lo han perdido todo. Deben hacer borrón y cuenta nueva, se ven obligados a forjar nuevas relaciones de solidaridad, a confiar o desconfiar en desconocidos, a tomar decisiones a cada momento y a luchar por su vida y por la de sus seres queridos. TWD cuenta también con un contenido extra (dlc) llamado 400 Days, donde conoceremos a cinco nuevos personajes cuyas historias se entrelazan, además de tener cierta relevancia en la segunda temporada de la serie. 

MINIFICHA:
Perspectiva : 3ª persona
Acciones : 
tener conversaciones; recoger y usar objetos; luchar; disparar; morir.
Duración : media.
Dificultad : baja.
Idioma: voces en inglés 
y subtítulos (horribles) en español latino.

VALORACIÓN: ¿crees que podrías sobrevivir un holocausto zombi? Pon a prueba de qué pasta estás hecho.

Web oficial: aquí.

SAVEGAMES: aquí.